Traductor

2 de oct. de 2010

SECUESTRAN EN CANCÚN A LA HIJA DE UN EMPRESARIO; COPARMEX CULPA A FÉLIX GONZÁLEZ CANTO


CANCÚN, QR, Sábado 2 Octubre 2010.-

CONSTE!
SECUESTRO EN CANCÚN

+ Hija de un acaudalado transportista, la nueva víctima del hampa
+ Corrupción, impunidad y apatía del gobierno de QR, acusa
Coparmex
+ Ya son 35 plagios denunciados en este 2010… y más de 50 no reportados

Por CARLOS CANTÓN ZETINA*
carlos_cantonz@hotmail.com

Mientras que el gobierno priísta de Quintana Roo mantiene un silencio cómplice tras la exoneración “exprés” --como exprés fue el secuestro que consumó-- del regidor-junior-plagiador Jorge Miguel Martín Alvarez, distinguido militante del PRI, el periódico local Novedades fue el único que dio cuenta ayer de un nuevo rapto en Cancún, con lo que aumenta a 35 los casos denunciados en lo que va del año… sin contar los que no son reportados por miedo, y que serían más de 50. Al menos 10 grandes empresarios prácticamente huyeron ya de la ciudad, para vivir e invertir sobre todo en Estados Unidos.
Y la protesta del sector privado es más enérgica que nunca:
Corrupción e impunidad ahogan al estado, también hay “apatía” del gobierno, y todo eso ahuyenta las inversiones, acusó el pasado lunes 27 de septiembre Hernán Cordera Galindo, presidente de la Federación Peninsular de la Coparmex. El 70% de los habitantes de Cancún --dijo—considera que esta ciudad es mucho más peligrosa que hace dos o tres años, además de que ya ocupa el primer lugar en impunidad porque el 99.8% de los delitos que se denuncian “no tienen resultados”, de acuerdo a una evaluación de la Universidad La Salle.
Ahora, la víctima de los secuestradores resultó ser la hija de un acaudalado líder transportista, a quien el diario denomina “O.S.S.”, supuestamente las iniciales de su nombre real, por obvias cuestiones de seguridad. La plagiada, de 28 años de edad, es “B.S.M.”. El delito habría ocurrido en la ciudad de Cancún el martes 28 de septiembre, dos días después de que Jorge Miguel y su presunto guardaespaldas privaron de la libertad a un mecánico y dieron el “ejemplo” de cómo se puede cometer un rapto sin ser castigado.
Los captores de la joven exigen un rescate de 250 mil pesos, o de lo contrario la entregarán “en pedazos, dentro de una bolsa”, según la amenaza que le hicieron al padre. Ya se pagó esa cantidad, y hasta ayer viernes no era liberada.
Son empresarios los principales blancos de las bandas de secuestradores y extorsionadores en Cancún y la Riviera Maya. Pero eso no parece preocuparle a Félix González Canto, quien anda “enfiestado”: hace un par de días, recibió en Chetumal “El Corazón de Oro”, máxima presea que otorga la Asociación Mexicana de Mujeres Empresarias (AMMJE), de la que es preclara integrante su tía Mimí Canto de Conde, próspera hotelera chetumaleña y corredora financiera desde la época de Mario Villanueva Madrid, y ahora también “operadora política”, pues el gobernador le dio en diciembre de 2009 un puesto en la Comisión de Financiamiento del PRI estatal.
Empero, hay empresarios locales que sí levantan su voz para protestar por el clima de violencia e inseguridad pública.
En Quintana Roo hay impunidad, corrupción de las corporaciones policiacas y desinterés del gobierno de González Canto para atajar a los delincuentes, por eso ha crecido de manera alarmante el número de secuestros, extorsiones y otros delitos. Esto lo sostiene no únicamente Cordero Galindo, sino también Abelardo Vara Rivera, hotelero y asesor de la Asociación de Hoteles de Cancún, el principal destino vacacional de América Latina.
Ambos empresarios han formulado fuertes declaraciones públicas, que seguramente no son del agrado del gobierno virreinal que encabeza González Canto.
Cordero Galindo ha sido el más crítico y también el más insistente: particularmente desde fines del año pasado no se cansa de denunciar la ola criminal en Quintana Roo, y su paralela estela de impunidad.
Apenas el lunes 27 de septiembre, luego del secuestro perpetrado por el júnior Martín Alvarez --dice que “jugando” se hizo pasar como uno de los “Zetas”, la sanguinaria banda del narco--, el dirigente de Coparmex acusó: “Quintana Roo es un caldo de cultivo para la delincuencia y esto se debe a que somos el primer estado en lo que a impunidad se refiere, lo cual es muy grave porque parece que a las autoridades no les importa eso; por el contrario, se escudan en cifras y números que no justifican nada. Lo cierto es que aquí, el hampa ya rebasó a las instituciones, y esto aleja poco a poco las inversiones”.
Fue lapidario: “No hay confianza en la autoridad. Mientras que a nivel nacional se mantiene una lucha frontal contra el hampo, el narcotráfico y el lavado de dinero, que incluso ya ha provocado muertes de civiles, en Quintana Roo impera la corrupción, pues sólo así se explica que la inseguridad prive en todos los ámbitos sociales. Ya nadie se siente seguro. Además, nadie denuncia, no confían en las autoridades, pues al momento de interponer la querella los delincuentes se enteran y cobran facturas”.
Se vive una situación --indicó-- que no se puede ignorar. “Aunque algunos pretendan evitar dar opiniones al respecto, el hecho es que los robos, extorsiones y secuestros siguen al alza, debido a la corrupción, la burocracia, así como la apatía de los cuerpos policiacos. Se necesita un cambio radical, en donde se limpien las instancias de procuración y combate a la delincuencia, además de que se garantice la seguridad de las víctimas”.
Y es que no todos los dirigentes del sector privado exponen con tal crudeza como Cordero Galindo los crecientes ataques del hampa. Hay quienes prefieren quedar bien con el gobernador, por los “favores” que les otorga, y mantenerse calladitos. Ahí está el caso de las damas de la AMMJE.
“Otros colectivos empresariales --explicó el de Coparmex-- pretenden minimizar lo que pasa en estos centros turísticos (Cancún, Playa del Carmen y otros), pero lo cierto es que se han disparado las acciones criminales, sobre todo en los últimos dos años”.
Sin pelos en la lengua, Cordero Galindo denunció también: “En varias ocasiones la Coparmex ha alzado la voz ante la escalada delincuencial, pero las autoridades del estado hacen caso omiso a las quejas. El último registro fueron los robos a las farmacias Yza, y precisamente debido a esa impunidad, varios empresarios han optado por irse a vivir y a invertir en otras partes”.
Advirtió que de seguir así las cosas “podríamos convertirnos en una ciudad desierta si se van los empresarios”, y Cancún “podría ser una réplica de lo que experimentan ciudades del norte del país, en donde es poco atractivo vivir”.
(Esto último debió haber caído como balde de agua fría a González Canto, quien no se cansa de proferir su trillada cantaleta de que “no hay problema, aquí la delincuencia no está como en algunas entidades del norte” de la República).
Cordero Galindo dio cifras reales –no las “maquilladas” que ofrece el procurador Francisco Alor Quezada-- de los secuestros: “Suponemos que son, mínimo, unos 35 secuestros en lo que va del año tan sólo en Cancún, y obviamente no tenemos los datos duros (…) pero la sociedad es la mejor fuente de información, y se reporta, se corre la voz, amigos, empresas, empleados, ¡hemos tenido una explosión!... Aparte de los casos denunciados de secuestro, otros 150 empresarios fueron sujetos de extorsión telefónica y ‘derecho de piso’, y 10 más cerraron sus negocios y por miedo se fueron al extranjero. Otros, de plano cambiaron de residencia, ya que la delincuencia sigue avanzando. A nivel nacional, 42.3 por ciento de las víctimas son comerciantes y empresarios; 21.3 estudiantes y 16.2 empleados”.
Más aún: el empresario sostuvo que el Grupo Multisistemas de Seguridad reveló que México ostenta el primer lugar mundial en secuestros, con más de 8 mil al año, sin contar los centenares de raptos exprés que no son denunciados. “Y en Cancún se han triplicado”, apuntó Cordero Galindo. Añadió: “El derecho de piso, el chantaje, la extorsión en el que grupos criminales piden directamente dinero a comercios, a oficinas, a restaurantes, a bares, a discotecas, ese es el que ha crecido impresionantemente: en el último semestre, fácilmente a lo triple que a principios del año”.
Y ofreció datos que el procurador Alor se niega a revelar: “Según las víctimas, las cuotas varían por giro y oscilan entre 5.000 y hasta 100.000 pesos. En caso de secuestro, se exigen en promedio 5.5 millones de pesos, aunque se estima que sólo se paga 5.5 por ciento de lo solicitado”.
De igual forma, el líder de Coparmex expresó que es lamentable que las instancias de procuración de justicia en Quintana Roo muestren “apatía” ante la inseguridad que enfrentan no sólo los hombres de negocios, sino la ciudadanía en general.
Remató sus declaraciones con estas frases: “No es tema económico. Es un asunto de voluntad política. Hacer los cambios que se requieren: la autonomía en ministerios públicos, la capacitación; los jueces, evitar que sean susceptibles a corrupción y a chantajes… Mientras no se haga eso, la delincuencia va a seguir drásticamente en aumento”. Por su parte, el magnate hotelero Abelardo Vara Rivera dijo a finales de agosto que secuestros, robos, narco-ejecuciones y decapitaciones y venta de drogas “que vienen en aumento en los últimos años en Quintana Roo”, ya afectan severamente el flujo de turistas a Cancún.
Consideró que si la ocupación hotelera en el país se ha visto afectada entre 5 y 8 por ciento, “en Quintana Roo sería más, pues aquí se genera el 40 por ciento de las divisas extranjeras del turismo”. Agregó que la ola delincuencial y el nivel de impunidad en el estado “han incidido de manera importante”, en la baja afluencia de turistas.
Admitió que tan sólo en seis meses, la ciudad de Cancún pasó del lugar 17 al número 9 como lugar con más delitos en destinos turísticos en México. Además ocupa “el tercer lugar en todo México con más delitos denunciados sin que haya una averiguación previa; esto, debido a que el 86% de los actos delictivos que se cometen en este destino no son denunciados. Porque la ciudadanía no cree, no confía en sus autoridades”.
-------------- o ---------------
FAMILIA ATORMENTADA.- Es dramático el relato que hizo Novedades de Quintana Roo en su edición de ayer viernes 1 de octubre: “Sigue tú mis indicaciones, ponte en contacto con él y si intentas hacer algún desm…, la va a cargar la chin… tenemos a tu hija”, es parte del mensaje por celular que recibió O.S.S., transportista, tras darse a conocer que su familiar había sido plagiada. (…) De acuerdo a datos oficiales obtenidos, a las 23.30 horas del pasado martes, O.S.S., de 49 años, reportó a la Policía Judicial del Estado que su hija estaba desaparecida y que había recibido una amenaza por mensaje telefónico. Su hija salió de su domicilio alrededor de las 19 horas para comprar la cena para sus hijos (…) Pasó una hora, fue cuando su esposo le marcó a su celular y a su nextel, pero en ninguno obtuvo respuesta de ella”.
Según el periódico, el líder transportista estuvo esperando indicaciones toda la noche del martes y la madrugada del miércoles 29. Hasta las 11 de la mañana recibió una llamada telefónica de un número del DF, en la que le pidieron los 250 mil pesos en efectivo, y que los depositara antes de las 13 horas en una cuenta de Banorte; le dieron el número. Si no lo hacía, matarían a su hija, se la iban a entregar “en pedazos” en una bolsa. El empresario fue de inmediato a la sucursal bancaria localizada entre las avenidas López Portillo y Kabah, en Cancún. A las 17.30 horas, el esposo de la plagiada recibió un mensaje del celular de ésta; le decía que estaba bien.
-------- ----------
*Carlos Cantón Zetina es un periodista tabasqueño con una vasta trayectoria profesional de 45 años. Fue reportero y Jefe de Información del diario Excélsior, y director general de las revistas de circulación nacional Quehacer Político, Polémica y Huellas.
http://carloscantonzetinadice.blogspot.com
http://laverdadseimpone.blogspot.com
http://carloscantonzetina.blogspot.com



.